Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

lunes, 13 de junio de 2011

Pastel de almendra versionado

Este pastel fue el cierre de la cena de nochevieja. Ya lo colgué en enero, os dejo el enlace aquí, pero hace poco hice otro y quería que también lo tuvierais.                  




                                                      
Es con una forma diferente y lleva además un glaseado y almendras por encima.



Por el el resto, el pastel es igual, mismos ingredientes y misma cocción. En eso no cambia absolutamente nada.

En este caso elegí un molde redondo, tipo “donuts”.


El glaseado es muy fácil: en un cuenco ponemos una yema de huevo batida y una cucharada de azúcar glas. Batimos enérgicamente y con la ayuda de un pincel, pintamos toda la parte superior.



A continuación, espolvoreamos con almendras laminadas (pueden ser crudas, como en este caso, o podéis meterlas en el horno mientras se hace el pastel para que se doren, queda igualmente bueno).

















Dejamos reposar para que el glaseado se seque bien durante una hora aproximadamente.
Sabremos que está listo cuando haya cambiado de color, a más blanco (foto de la izquierda).




A mi me gusta acompañarlo con un buen té. Queda estupendo.



Por cierto! Ya tengo heladera! Al punto de la mañana estaba en el Lidl, habrá que probarla pronto!

3 comentarios:

Dae dijo...

Fantástico pastel de almendra, desde luego super recomendable para celebraciones especiales como la de Nochevieja. Ese día me encanta elaborar todo a mano, porque no se que tiene lo casero pero es lo mejor de lo mejor. Por cierto has dicho heladeras en Lidl? Tengo unas ganas impresionantes de hacerme con una... voy a mirar en la página web para ver si las hay en el que tengo cerca de casa. Besotes

Chez Silvia dijo...

Que bueno!!!! las almendras en los pasteles son una delícia!!! lo de la heladera lo miro mañana ya que aquí en Barcelona es fiesta....si la encuentro!!Bss

wivith dijo...

¡Esto tengo que probarlo!.
Yo y mi manía anti postres.... Y es que no suelo llegar nunca a comer postre, por eso hago tan pocos.
El próximo pastel será este.

Pochoncicos.