Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

lunes, 28 de marzo de 2011

Tortilla en pirámide

El otro día, por casualidad, mientras estaba estudiando, para variar un poco, se me ocurrió hacer una tortilla francesa de lo más extraño.

Y lo mejor de todo es que quedó muy bien y muy bueno, aparte de una presentación original y completamente diferente.Misterio ninguno, ahora bien, hay que llevar una larga trayectoria de hacedora de crêpes a las espaldas, eso si.

Creo que diciéndoos esto, ya podéis intuir un poco de qué va esta práctica y divertida receta; a la que por cierto, seguro que los niños vuelven a estar encantados de ayudaros.

Ingredientes:
¨       un huevo tamaño L
¨       2 cucharadas de leche
¨       Jamón de York
¨       Queso en lonchas finitas, o tranchetes
¨       Lechuga
¨       Cebolla
¨       Champiñones
¨       Aceite
¨       Sal

Se bate el huevo con la leche, mientras se calienta una sartén no muy grande con un poquito de aceite (menos que si fueseis a hacer una tortilla francesa).
Se reparte el aceite en la sartén, o bien moviéndola constantemente hacia un lado y hacia otro; o bien, igual que haríamos con las crêpes, con un trozo de papel de cocina, pasarlo por la sartén, para que todos los rincones queden bien impregnados y no se nos pegue la tortilla luego.
Una vez que la sartén haya cogido temperatura, se echa con cuidado un poco, lo justo para que únicamente cubra el fondo de la sartén. Esperamos un par de minutos hasta que veamos que el huevo se cuaja y, como en las crêpes, con una espátula o moviendo mucho la sartén, se despega y se le da la vuelta para que tome un poco de color y se termine de cuajar.
Es muy probable que al darle la vuelta se os rompa, pero no desesperéis.

Se repite este paso una y otra vez, tanto como os de de si el huevo. En mi caso salieron 4.

Ahora es cuando viene lo divertido, se va rellenando haciendo pisos, uno tras otro. Se puede rellenar con los ingredientes que he nombrado más arriba, pero cada uno puede hacerlo a su gusto o con lo que encuentre por la nevera (fritada, paté, tomate, etc.).

A mí me apeteció hacerlo de la siguiente manera:
  • Tortilla
  • Jamón de York y queso
  • Tortilla
  • Lechuga, cebolla, sal y aceite
  • Tortilla
  • Champiñones, previamente rehogados en aceite y ajos (también son muy buenos crudos)
  • Tortilla
  • Y para decorar, una loncha de jamón serrano.

¡Ya sólo os queda probarlo a vosotros!

1 comentario:

Puri dijo...

Muy rica la tortilla, un éxito total, incluso para mis dos "raritos". La hice anoche.