Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

miércoles, 26 de enero de 2011

Montaditos (II)

Os escribo algunas ideas más de montaditos que se pueden hacer en días un poco más especiales.

Ahora que ya sabemos hacer la cebolla caramelizada, el montadito no tiene mucha más complicación.

Se trata de tostar una rebanada de pan, cortar un trozo de queso Camembert o Brie y ponerlo sobre la tostada.

 

Se fríen unos champiñones en rodajas (hay que hacerlas algo gorditas porque si no casi no se aprecian, y aún así, en la foto apenas se ven, ya que al freír los champiñones siempre “encogen” de tamaño). Se fríen, a continuación, unas rodajas de solomillo previamente salpimentado.

Una vez hecho esto, ya tenemos el montadito casi listo: encima del queso se ponen los champiñones y encima de éstos el solomillo y sólo queda añadir la cebolla caramelizada.

Se pueden tener hechos previamente y unos 10 minutos antes de servir meterlos en el horno y darles un golpe de calor.



El segundo montadito es muy rápido también, es Tapenade. Es una pasta de olivas verdes o negras, la probé en Holanda por primera vez, pero es típica de Francia.
Es increíblemente buena, aunque quizás el color no sea muy normal.

Se necesitan dos latas de aceitunas, verdes o negras, eso a vuestra elección. En este caso, lo hice con negras, aunque no lo parezca. Se lavan un puñado de alcaparras y otro puñado de almendras fritas con sal; se lavan para quitarles un poco la sal, ya que también lleva dos o tres anchoas y si no puede quedar excesivamente salado. La cantidad de anchoas también depende de cuanto os gusten, aunque apenas sabe a anchoas.

Una vez lavadas y un poco escurridas se vierten en un vaso de batidora, de los altos, se añaden las olivas y se pone en marcha la batidora; al principio, cuesta un poco que todo se mezcle, además para “ayudar” a la batidora se va añadiendo aceite de oliva poco a poco.

Después únicamente tenéis que untarlo en pan, bollitos o lo que os apetezca.