Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

martes, 26 de julio de 2011

Y de postre: papaya!

Siempre que veo una papaya me recuerda a cuando era pequeña y vimos una película vietnamita: “El olor de la papaya verde”.
La niña protagonista, que era una de las criadas de la casa, abría una papaya y se imaginaba que las semillas que tiene dentro, eran perlas.
No era una papaya como las sudamericanas que llegan a nuestros mercados; era grande, apepinada y su carne y sus semillas blancas y nacaradas.



Es una película triste pero visualmente muy bella que nos ha gustado siempre. Tiene algunos años (1993), pero ganó varios premios. Además, entre otras cosas, la niña aprende a cocinar, así que nos va como anillo al dedo para todos nosotros de este pequeño gran mundo de la cocina.

Propiedades de la papaya:
  • La papaya contiene papaína, es una enzima que ayuda a disgregar las proteínas
  • Combate el estreñimiento
  • Ayuda al bronceado
  • Es baja en calorías y rica en nutrientes
  • Tiene alto contenido en vitamina C y A (caroteno, de ahí su color naranja)
  • Cicatriza las úlceras de estómago
  • Refuerza la inmunidad
  • Propiedades analgésicas
  • Es muy útil en caso de gastroenteritis, colitis y colon irritable

En casa solemos comer la papaya de dos formas, aunque no verde, como el título de la película.
Os invito aprobarlas ya mismo. Son muy sencillitas y apenas os quitarán 5 minutillos.

Lo primero es elegir una papaya de nuestro gusto. A nosotros nos gustan maduras, o “un poco tocadicas” como diríamos por estas tierras mañas.
Se pelan y se cortan mucho mejor, pero cada uno elige la fruta en su punto de maduración.

Una de las recetas sigue a la otra.

La primera es, en un cuenco, pelar y cortar la papaya en trocitos y verter el zumo de dos o tres naranjas (dependiendo de cuanto os salga con dos naranjas, no hace falta echar una tercera) y zumo de medio limón. No tiene que cubrirlas, solo que tengan un poco de jugo.
No solemos añadirle azúcar a no ser que la papaya esté un poco sosa, así que probarlo antes de nada.
Dejamos macerar una hora al menos.


La segunda recetas es igual que la anterior, pero con una bolita de helado de vainilla.


En un cuenco se pone el helado, alrededor la papaya y se vierten dos cucharaditas del zumo de naranja.























Si tenéis invitados y queréis hacerles este postre, podéis dejar el zumo y la papaya ya preparados antes, así maceran con antelación y estará más jugosa.


1 comentario:

Pablo dijo...

Querid@ redact@r:

Recientemente he visto su Blog de cocina a través del concurso de cocina de CanalCocina, y nos gustaría que compartiese con nosotros y con los demás poco a poco su conocimiento y su trabajo. Para ello, hemos desarrollado una web llamada Arterna, enfocada a compartir diferentes trabajos, entre ellos la cocina (link). El registro es mediante Facebook, y no se tarda más de 1min en compartir un post.
Estariamos muy agradecidos si compartiera con nosotros su gran trabajo.

Muchas gracias anticipadas, esperamos su respuesta.

Pablo

Arterna

VIDEO TUTORIAL: https://www.youtube.com/embed/6whIqZx3qBo