Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

miércoles, 27 de julio de 2011

Ensalada con naranja sanguina

Hace un par de meses, ya que me gusta tanto la mezcla dulce-salado, me dijeron una ensalada con naranja. Una cosa sencilla pero muy buena.
A los o tres días, descubrí las naranjas sanguinas. Posiblemente las habría visto en algún momento de mi (corta) vida, pero no las recordaba.



Se llaman sanguinas porque al tener el color rojo, asemejan a la sangre. Ese color se suele encontrar tanto dentro, en la pulpa, como en su piel en el exterior. Apenas tienen valor energético pero tienen mucha vitamina C, minerales y ácido fólico, además de betacaroteno entre otros más.



Me acordé de la receta que me habían dicho y como no, no tardé nada en empezar a hacerla. Aunque añadí varios ingredientes.

No paro de escuchar esta canción… Quizás no os guste a muchos ya que es una música muy comercial... ¡Pero no puedo dejar de escucharla!
Creo que en veinte minutos que llevo escribiendo la receta la habré escuchado 4 o 5 veces seguidas…

Bueno, volviendo a nuestra ensaladica, creo que es muy apta para este tiempo de verano, es fresca y diferente.

Ingredientes:
-una naranja sanguina
-lechuga o ensalada variada con zanahoria (o canónigos, diente de león, rúcula, etc)
-un par de trozos de rulo de queso de cabra
-un poco de cebolla morada
-aceite
-vinagre de módena
-sal

Para empezar, lavaremos y pelaremos en vivo la naranja.
Pelar en vivo una fruta, es simplemente ponerla recta, y de arriba a abajo, ir quitándole la piel de forma que el cuchillo no llegue a cortar la naranja, sino que quite, cuanto más posible, la piel blanca que es lo que amarga cuando sólo usamos la ralladura. Como véis yo dejé bastante, pero no importa, porque es bueno para eso que llaman el tránsito intestinal... Ya sabéis...



Luego la hacemos rodajas y después en cuadraditos. Aunque también se puede pelar mucho más, y luego hacer gajos.



En un cuenco dejamos durante al menos 15 minutos que macere la naranja con aceite y sal.

En un plato ponemos la lechuga o ensalada variada que nos guste, el queso de cabra (u otro si éste no os gusta) y la cebolla en rodajas.

A continuación, tras los 15 minutos, añadimos la naranja y todo su jugo, y echamos unas gotitas de vinagre balsámico.

Después la acompañé con un poco de pan de semillas y cereales.


2 comentarios:

La Magia de Sonia dijo...

las naranjas estas estan mas ricas...... no las habia probado y un dia las compró mi marido y miraaa me chiflaron jiji. Besotesss

Ana dijo...

oh yo estuve buscándolas la semana pasada en la Boquería pero me dijeron que ya no era temporada. Habrá que esperar a invierno! tengo varias recetas pendientes.
Muy rica tu ensaladita!
besos.