Coeur de cuisine

Coeur de cuisine
Coeur de cuisine - Corazón de cocina

sábado, 21 de julio de 2012

Escapadita a la playa!!



Por fin volví a la playa!! El verano del 2009 fue el último que fui y desde entonces, no había podido ir a la playa!



Hoy tras tanto tiempo, he vuelto, aunque haya sido un viaje express… He cogido un poco de color que ya es algo.


Hemos estado en Vinaroz y no hemos hecho otra cosa que comer, dormir e ir a la playa.


Nos hemos pegado unas buenas comilonas en un chiringuito que hay en la costa, camino de San Carlos de la Rápita.


Un sitio sencillo pero donde hacen buena comida y con productos frescos.


Para las paellas hay que ir y reservar el día de antes o ese mismo día por la mañana. Os recomiendo que si vais no pidáis mucho antes de la paella porque las raciones son grandes.


El primer día paella mixta, ensalada y calamares a la romana, con su insustituible helado de postre (por supuesto, al final de la tarde, cayó otro). 


Ah! Y unos chupitos de hierbas y de limoncello. Además de una buena caña a la que le añadí el limón de los calamares.


El segundo día yo me pedí un plato que llaman mixto, en el que eliges lo que te ponen. Yo pedí sardinas, sepia y gambas. Por supuesto, todo a la plancha. 


Mis padres volvieron a pedir paella. También pedimos una ración -si, si, lo que véis es UNA ración- de mejillones (y faltan). Todo esto con un vaso de vino blanco.


El helado, o mejor dicho, el gran helado, nos lo comimos en el paseo, en la Cafetería Mozart, yo me lo pedí de chocolate negro (extra negro!!) y de cookies. 
Yo con EL helado, más feliz que una perdiz, igualica que cuando era pequeña jaja!


Estaba de muerte. Mi madre también se pidió chocolate negro pero con turrón de jijona.


Luego estuvimos paseando por el casco histórico.


Con su catedral que por cierto nos pareció enorme, sus esquinas curiosas, su mercado, etc…


Fachadas muy bonitas, como ésta peluqería.


O la de Benetton.

También compramos algunos dulces, como estas empanadas de boniato, también las típicas de cabello de ángel, y unos roscos de anís, todo buenísimo!






Hoy ya de vuelta, tras el viajecito un poco largo y horriblemente caluroso, hemos parado en una nave en la que siempre hemos comprado fruta y verdura y siempre sale todo exquisito. 


Había melocotones, nectarinas, peras y pimientos, eso sólo por nombrar lo que le he hecho foto… 


Además, compramos tomates, ciruelas, cebollas, melocotones, etc.




Pues éste ha sido el mini viaje, mañana vuelvo con otra entrada para chuparse los dedos!




3 comentarios:

María dijo...

Que precioso viaje, lleno de buenisimas comidas, y de preciosas playas, me han encantado las compras de esos ducecicos ricos de verdad, me ha encantado tu entrada. Besicos
cosicasdulces.blogspot.com

Mayte dijo...

Un vicio...un vicio total y completo cada fotografía, por favor niña esos helados con razón tienes esa sonrisa, Guapa!

Besotes.

Puri dijo...

Playa, comer, dormir y helados, un plan perfecto. Qué bonitas las casas de Vinaroz, tiene todo una pinta estupenda